Emmys 2011: último análisis a los nominados

¿Cuántos años más hacen falta para que la noche de los Emmy alcance la categoría de evento social de la que disfruta que la gala de los Oscars? Seguramente pocos, aunque la naturaleza del medio acorte su alcance. El problema de los premios televisivos es la presencia de las mismas producciones copando las nominaciones año tras año. La emoción es en gran medida responsabilidad de las nuevas series de la temporada, haciendo del hype un factor esencial a la hora de ‘rellenar’ categorías y no limitarse a reproducir íntegramente las listas del año anterior. Es sin duda la única manera de explicar el triunfo (medido principalmente en términos de presencia en las nominaciones) del tamaño despropósito que es Glee en la edición del año pasado. Lo cierto es que no hay nada malo en reencontrarnos cada año con las mismas series acaparando candidaturas, al contrario. La calidad de series como Mad Men, o 30 Rock, lejos de mermar, aumenta cada año. Sería injusto ignorar este hecho en pos de un lavado de cara anual.

Como vemos, la gran batalla se librará en las categorías dramáticas, mientras que en las de comedia, las mismas series de siempre, y los mismos actores de siempre hacen más difícil predecir claros ganadores.

La gala de los Emmy se emite en la cadena FOX esta madrugada a partir de las dos (hora española), y estará presentada por la actriz Jane Lynch. Podéis seguirnos en Twitter mientras comentamos la gala. Pero primero hagamos un repaso de última hora a las nominaciones de este año.

Mejor serie de comedia

The Big Bang Theory
Glee
Modern Family
The Office
Parks and Recreations
30 Rock

Predicciones: El que ose dudar por algún momento que Modern Family se alzará victoriosa por segundo año consecutivo será condenado al ostracismo tras una paliza propinada por Jane Lynch. El efímero momento de gloria de Glee se ha desvanecido por completo; The Office ya no importa a nadie; The Big Bang Theory es una nominada feliz (con ser candidata al premio por primera vez en cuatro años le basta); las tres personas que ven Parks and Recreation coinciden en que es cada vez más buena, pero está para rellenar. Por último, la única comedia capaz de hacer llorar a Jay y Mitchell es la veterana 30 Rock, pero no es el año de Tina Fey.
Ausencias: Las comedias Showtime (cada vez mejores) se tienen que conformar con ver a sus protagonistas femeninas nominadas, pero habría sido genial ver Weeds en esta categoría, por llevar siete años pasándose de rosca sin complejos y rizando el rizo sin dejar de ser una de las series más absurdamente divertidas en antena.

Mejor serie dramática

Boardwalk Empire
Dexter
Friday Night Lights
Juego de tronos
The Good Wife
Mad Men

Predicciones: Las pocas novedades con respecto al año pasado se reducen básicamente a la eminente presencia de Martin Scorsese en las candidaturas. Si hay una serie que sea capaz de derrotar a la invicta Mad Men es Boardwalk Empire, la superproducción de HBO protagonizada por Steve Buscemi. Sin embargo, las últimas quinielas dan como ganadora por mayoría aplastante a Mad Men, por cuarto año consecutivo. Y, sinceramente, así lo esperamos, porque como llevamos diciendo de Boardwalk Empire desde que se estrenó: mucho ruido y pocas nueces. Algo parecido me atrevería a decir de Juego de tronos, que no tiene posibilidad alguna de ganar, pero cuya victoria haría feliz a las hordas de fans apasionados que la veneran. The Good Wife, la única representante de las networks en la categoría, podría dar el campanazo. Por último, celebrar la presencia de la mejor serie que nadie ve: Friday Night Lights, justo homenaje a destiempo a uno de los mejores dramas televisivos de los últimos años.
Ausencias: David Simon sufre la indiferencia de la Academia por segundo año consecutivo. No entendemos la presencia de series agotadas desde hace años como Dexter, ocupando el lugar de maravillas a reivindicar como Treme. La sorprendente ausencia de uno de los dramas favoritos de los seriéfilos, Breaking Bad, se debe que la última temporada se estrenó demasiado tarde como para entrar en las nominaciones de este año. Tranquilos, el año que viene no faltará.

Mejor actor de comedia

Alec Baldwin por 30 Rock
Steve Carell por The Office
Louis C.K. por Louie
Johnny Calecki por The Big Bang Theory
Matt LeBlanc por Episodes
Jim Parsons por The Big Bang Theory

Predicciones: El claro favorito para ganar el Emmy este año es Steve Carell. La razón principal: es su regalo de despedida después de siete temporadas al frente de The Office. Pero que nadie se confunda, Carell merecía el premio se fuera o no. Todos los años. Que se lo vayan a dar por las razones equivocadas es en este caso circunstancial. Jim Parsons podría hacerle sombra, por interpretar a uno de los personajes más queridos de la televisión actualmente. Del resto de nominados destaca Matt LeBlanc interpretándose a sí mismo. A muchos ha sorprendido que LeBlanc sea candidato, y es normal. Es como si nominaran a Joey Tribbiani. El resto de actores no parece tener posibilidades, ni siquiera el gran Alec Baldwin.
Ausencias:  Los académicos no tragan a David Duchovny. Que los Globos le den coba porque ellos no van a nominarlo.

Mejor actor de drama

Steve Buscemi por Boardwalk Empire
Kyle Chandler por Friday Night Lights
Michael C. Hall por Dexter
Jon Hamm por Mad Men
Hugh Laurie por House
Timothy Olyphant por Justified

Predicciones: Quizás uno de los duelos más destacados de esta noche será entre Hamm y Buscemi. El protagonista de Mad Men lleva tres nominaciones sin ganar. El celebradísimo episodio “The Suitcase” le proporcionará casi con toda seguridad su esquivo Emmy, pero Buscemi suena fuerte en las quinielas. Son los dos únicos actores con posibilidades en una categoría llena de intérpretes que llevan ya muchos años haciendo lo mismo de siempre (con la excepción del novato Olyphant).
Ausencias:  Gabriel Byrne, ¡por Dios!

Mejor actriz de comedia

Edie Falco por Nurse Jackie
Tina Fey por 30 Rock
Laura Linney por The Big C
Melissa McCarthy por Mike y Molly
Martha Plimpton por Hope
Amy Poehler por Parks and Recreations

Predicciones: Laura Linney suena con fuerza para llevarse el Emmy. Solo Amy Poehler le hace seria competencia, aunque la protagonista de The Big C tiene todas las papeletas para salir ganadora, gracias a un papel prototipo que hace las delicias de los académicos. El resto de nominadas no tienen posibilidades. Al parecer ni siquiera la todopoderosa Tina Fey.
Ausencias: Mary Louise-Parker nunca fue santa de la devoción de los académicos, pero siempre será injusto que no se encuentre nominada por su fantástico trabajo en Weeds. Sorprende la ausencia de otra chica Showtime, Toni Colettte, aunque no nos parece mal. Si se dieran premios a la sobreactuación sí que nos indignaría su ausencia. Por último, yo incluiría todos los años a Cobie Smulders en esta categoría, pero sé que es imposible…

Mejor actriz de drama

Kathy Bates por Harry’s Law
Connie Britton por Friday Night Lights
Mireille Enos por The Killing
Mariska Hargitay por Ley y orden: Unidad de víctimas especiales
Julianna Marguiles por The Good Wife
Elisabeth Moss por Mad Men

Predicciones: Es el año de Julianna Marguiles. Ninguna de sus estimables contrincantes será capaz de hacerle sombra. Sin embargo, nosotros tenemos una clara favorita: Elisabeth Moss. Está claro que Peggy Olson es la verdadera protagonista de Mad Men, y este año lo ha demostrado con creces.
Ausencias: Sé que estoy solo en esto, pero ya va siendo hora de que Ellen Pompeo se lleve una alegría gracias a su nada complaciente Meredith Grey. Lo merece únicamente por los cinco últimos minutos de “Golden Hour”.

Mejor actor secundario de comedia

Ty Burrel por Modern Family
Chris Colfer por Glee
Jon Cryer por Dos hombres y medio
Jesse Tyler Fergusson por Modern Family
Ed O’Neill por Modern Family
Eric Stonestreet por Modern Family

Predicciones: La cosa está entre un actor de Modern Family (duh!) y Colfer, que ya se ha llevado el Globo de Oro este año por su personaje en Glee (los Emmy no son especialmente envidiosos, pero quién sabe, quizás quieran su propio momento “It Gets Better”). Eso sí, las quinielas dan como favorito a Ty Burrel, aunque el nuestro es Eric Stonestreet.
Ausencias:  ¿Dónde está Ed Helms? Su progresivo aumento de protagonismo en The Office no hace más que beneficiar a la serie.

Mejor actor secundario de drama

Andre Braugher por Men of a Certain Age
Josh Charles por The Good Wife
Alan Cumming por The Good Wife
Peter Dinklage por Juego de tronos
Walton Goggins por Justified
John Slattery por Mad Men

Predicciones: La cuarta temporada de Mad Men es quizás la que dota de mayor empaque al personaje de John Slattery, y quizás de ahí que sea el favorito este año. Por otra parte, Peter Dinklage es de lo mejor que hay en Juego de Tronos (por no decir lo único realmente bueno a nivel interpretativo), así que no nos desagradaría que se llevase el premio. Sin embargo, es Alan Cumming el más serio competidor de Slattery.
Ausencias: Ninguna destacable.

Mejor actriz secundaria de comedia

Julie Bowen por Modern Family
Jane Krakowski por 30 Rock
Jane Lynch por Glee
Sofía Vergara por Modern Family
Betty White por Hot in Cleveland
Kristen Wiig por Saturday Night Live

Predicciones: Esta es quizás la categoría con mayor margen de error en las quinielas, y la que contiene un mayor número de favoritas para nosotros. Seríamos felices con una victoria para Krakowski, Vergara o Wiig. Aunque no queremos, pero debemos, enfrentarnos a una posibilidad que nos atemoriza: que Jane Lynch se lleve a casa la satisfacción de haber sido la presentadora de la gala y, además, una de las premiadas.
Ausencias: Le daríamos todos los premios del mundo a Rosemarie DeWitt por su personaje en United States of Tara.

Mejor actriz secundaria de drama

Christine Baranski por The Good Wife
Michelle Forbes por The Killing
Christina Hendricks por Mad Men
Kelly Macdonald por Boardwalk Empire
Margo Martindale por Justified
Archie Panjabi por The Good Wife

Predicciones: Michelle Forbes lleva unos años afianzando su carrera a base de personajes con una fuerza brutal, y aunque sea solo por sus papeles en Battlestar Galactica, In Treatment o True Blood, nos encantaría verla con un Emmy en su mano. Tristemente, es la última en las quinielas, pero nosotros queríamos dejar constancia de nuestra admiración por la actriz. La favorita es Margo Martindale, aunque las actrices de The Good Wife pisan fuerte, y quizás Baranski o Panjabi sean unas de las responsables de que la serie de CBS se proclame gran vencedora de la noche, si Mad Men no lo impide.
Ausencias: Después de ver a January Jones en X-Men: First Class, no pude evitar pensar en la suerte que la actriz había tenido consiguiendo el papel de Betty Draper. Su falta de pasión y su gélida presencia casaban a la perfección con el personaje de Mad Men. Llegué a pensar que Jones no estaba actuando en ningún momento, sino tan solo moviéndose por inercia, con la suerte de que esto era justo lo que un personaje como Betty requería. Sin embargo, regresé a Mad Men y me retracté de tamaña blasfemia. Betty Draper es en gran parte responsabilidad de January Jones, y un personaje tan complejo, antipático y desagradable no puede interpretarse por inercia. Por ello nos indigna la ausencia de la actriz en esta categoría. Especialmente cuando su compañera Christina Hendricks sí está nominada, habiendo hecho (estupendamente) lo que hace siempre, exactamente igual que Jones.

Etiquetas: ,