No puedo parar de escuchar… Kate Bush

Florence + The Machine, Patrick Wolf, Bat for Lashes, Goldfrapp, Björk,… Sin la gritona, estridente y raruna mujer que protagoniza este post ninguno de los anteriores artistas hubiese existido. Puede sonar a farol, pero escuchando sus discos no podemos sino reconocer el homenaje que todos esos músicos (y otros tantos que nos dejamos) realizan a Kate Bush. Seis años después del infravalorado Aerial y unos meses después de la astracanada (con buen gusto) del Director’s Cut, por fin este noviembre podremos disfrutar de nuevo material de estudio de la británica. Seguramente ese 50 Words for Snow le proporcionará su segundo #1 en los charts británicos. Mientras tanto no podemos sino volver la vista (mejor dicho, el oído) y dejarnos llevar por la inquietante estridencia de los temas que componen The Kick Inside o por la epicidad de Running Up that Hill, Army Dreamers o The Man With the Child in His Eyes. Si el audio no termina por convercerte, entra en youtube y pincha uno de sus videoclips. No podrás parar. Es en los clips donde podemos experimentar al 100% la experiencia Kate Bush, la perfecta mezcla entre grandiosidad y absurdo. Una libertad artística que roza el ridículo, pero que no hace sino hacerla aún más grande.

Kate Bush “Babooshka”

Etiquetas: